1.2.09

Damascos y violines

Sueños en damasco

Sobre ti
por ti
de ti

en ti

nacen mis sueños
En cuanto cierro los ojos
tras las caricias completas
en el zenit de un gemido
mis sueños se van bordando
y entre los damascos rojos
venidos desde el oriente
van sonando violines
que claman
un beso
más


19 comentarios:

mardelibertad dijo...

Por ti y para ti
no en sueños
en realidad
uno y mil besos mas
mas besos

MentesSueltas dijo...

Hola Amiga, la hermosa sensacion de los sonidos de un violin, del sabor de las frutas y de la pasion... bellisimo.

Te abrazo
MentesSueltas

Carmine dijo...

Me encantan los caligramas que haces con los colores¿ Cómo lo logras? Carmen. Precioso.

Noray dijo...

Sueños...

entre damascos

y violines...

sólo pueden

hacerse realidad.

Mercedes dijo...

Hola Moony:
Estuve mirando a ver si encontraba algún correo donde escribirte, pero no lo vi.
Quería decirte que tú, como buena Bióloga, también puedes escribir relatos y buenos; materia hayla.
Sólo tienes que "meterte" en la piel de alguno de tus bichitos-ejemplares y contarnos algo.
Un relato es todo aquello que nos ocurre y que uno, en cuanto se encuentra con alguien no puede por menos de relatar; por lo curioso, por lo increíble, por lo gracioso...
Un relato es eso que hacemos muy a diario cuando llegamos a casa o al trabajo y decimos: ¿sabes lo que le ha pasado a... (Y lo cuentas). O, no te vas a creer lo que me ha ocurrido... (Y lo cuentas). O, no me puedo creer lo que he presenciado hoy... (Y lo cuentas...). Bueno, es una de tantas fórmulas para escribir un relato. Así es que, ya te puedes poner manos a la obra. Que el martes nos vamos de blogs y el tuyo hay que visitarlo. Pondré en mi blog toda la información para esa escapadita por los blog leyendo relatos.
Un abrazo.
Merce.

€_r_i_K dijo...

Que completa se va a dormir...
Que completa inicia los sueños...
Si hasta violines de fondo,
le hacen de Nana...

Besos Moony.....

semifusa dijo...

Hola, Moony.
Todo un descubrimiento tu blog.
Imágenes y letras, qué maravilla... Es... distinto.
Me alegro un montón de estar aquí. Y te seguiré, con tu permiso.

Un beso. :)

alkerme dijo...

Pásate por mi blog, ha llegado un concurso hasta el mío y te he invitado a participar...

Vuelvo en otro momento para ponerme al dia...

Un beso

mardelibertad dijo...

Gracias por tu visita en esta tórrida tarde.
Besos

De cenizas dijo...

Es que.... escribes unas cosas.... que me dejas sin palabras. La belleza siempre me enmudece...



besos

Pedro dijo...

¡Wow!
Una magnífica conjunción de texto, forma, color, collage magnífico, inspiración, es decir, como todo el blog.
Mis felicitaciones.

Carver dijo...

Beso que se va deslizando en un gemido, entre violines y damascos.Precioso como siempre.

muchos besos

Rodolfo Nasta dijo...

MOONY: si perplejo me dejó el título más aún el contenido y la forma de tu escrito.
Los violines
se me mezclan
con el sabor
de terciopelo.
Damasco es una palabra en sí mágica. Una ciudad magnífica. Un acero de filos extremecedores.
El violín suele ser el más solitario y melancólico instrumento y es formidable cuando se agrupa en multitudes.
Mi poder decirte lo que genera este lugarcito tuyo se me agota en descripciones.
Gracias por este regalo
Un beso grande
Rod

MARISA dijo...

te quedo una figura preciosa..y si si si. .siempre un beso mas :)

Lucía dijo...

Con el sonido de un violín y las telas de oriente, los besos se bordan siempre:)
Precioso montaje.
Un beso sensibilidad

izara dijo...

Moony, que bonito. Sobre todo el comienzo (sobre ti, por ti, de ti, y en ti nacen mis sueños). Maraviloso.
Para soñar....para el ensueño...
Un soñador abrazo.

jose dijo...

Con las palabras, con la imagen, contagias de amor, Moony.

jose dijo...

Ah, y gracias por tus comentarios.
Una pregunta, ¿no es posible hacerlos en tu caja de caricias?

Dédalus dijo...

Muy bella esta composición literaria tuya, Moony... (¿ca?), y también la visual. Un corazón bien lindo, muy probablemente como el tuyo.
Agradezco más de lo que demuestro lealtades como esa reciente que he visto llegar desde ti, y que te ha llevado a pedirme, amable y desenfadada, una explicación por el cierre de mis comentarios. No sé tu Caja de Caricias por qué no los permite..., pero en mi caso sucede que estoy liado con un par de asuntos que requieren más tiempo que el que me dan las horas diarias que puedo disfrutar como buen mortal. Uno de ellos (de los asuntos): Acabo de sacar a la red mi unigénita novela, El sabor de los días, por si algún alma incauta la quiere leer y (por desgracia) comprar.
Como, además, me gusta ser considerado con la gente que me deja algún regalo en el alféizar, y me obligo a contestar, he preferido relajar un poco mis servidumbres y centrarme en aquello en lo que estoy.
De todas formas, no te perderé de vista; al menos, sábete que lo intentaré.

Un abrazo, que hace frío.