13.4.09

La caracola que rodea los pasos y embriaga el corazón


Bucles, círculos y rizos
que se ciernen sobre el alma
Esa caracola plana...
que va envolviendo la vida
Caracola que se extiende
hasta llegar a la piel
Caracola que eres tú
con volutas de sonrisas
que me rodeas con brazos
y me acuestas en la brisa
Caracola...
que se ha ido haciendo mi hogar
y de la que nada puede ya
separarme jamás ...

© Moony


Tatuaje: Yasmina Alaoui

16 comentarios:

Jorge Ampuero dijo...

Hola!
Me ha gustado la metáfora. Tienes una poesía que promete. Persevera. Nos leemos.

Saludos...

moderato_Dos_josef dijo...

bella caracola que nos envuelve a todos... es la vida misma.. que nos protege de nuestra propia irracionalidad...

MARISA dijo...

las caracolas hacen muchos circulos y me marean :S que maritima tas cari.. ajja

De cenizas dijo...

Portadora de la proporción áurea, del PHI emocional... caracola.

besos

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Tu hombre se ha vuelto una caracola... q hermoso!!!!.... donde habrá un país de caracolas? :)
Un beso!!

Gipsy dijo...

Hola Moony. No sé si es un premio o no, pero hablo de ti en mi blog.

Trini dijo...

Espiral donde habita el amor desde y para siempre.

Un abrazo

Silvia dijo...

Me parece muy acogedora tu caracola, es un bonito hogar...
Siempre bonito.
Besos.

medianoche dijo...

Una gran metáfora sublime y amorosa, me ¡ah encantado! felicidades.

Besos

ana dijo...

Veo que del mar te trajiste una caracola, y que preciosa, por cierto, como todo lo que nos traes aqui.

Joder ya me estoy pasando con echarte tantas flores ja ja ja ja ja ja.

Un besito niñaaaa y sabes que te sigo de cerca.

ana dijo...

Holaaaaa otra vez. Te deje algo en mi blog mi niñaaaaa.

Espero que te guste.

Un besito muy fuerte.

dernier dijo...

El vértice de la caracola no permitirá, jamás, que tus caricias sean olvido sobre su piel.

Besos.

Isabel Romana dijo...

Ay moony, qué hogar tan dulce debe ser el que cabe en una caracola... Un abrazo enorme.

Lucía dijo...

Me gustan las caracolas. Esta tuya es una delicia el lugar perfecto donde anclar.
Un beso inmenso sensibilidad.

PD: Ufff todo lo que tengo retrasado para leer!!

Víctor Manuel Guzmán dijo...

En este poema hay una actitud filosófica en la manera de contemplar la quietud del alma sumergida en la estabilidad de una carácola, que nos puede representar el paso del tiempo a través de cada circulo, donde refleja las dimensiones de la eternidad del amor.

Ana A. dijo...

Esa en la que a veces, solo a veces, nos convertimos.
Besosdulces.