23.5.10

De barcos, sueños y mieles

Un hombre que no habla francés
camina descalzo la orilla del mar
dejando su huella muy honda
allá donde el fuego se vuelve de sal

Un hombre con cuerpo de ola
pasea su tarde en los ojos de un gato
y un perro que ladra a la luna
le cuida el amor que sujeta
entre los dedos untados de miel


Mientras, las nubes lo visten de gris azulado
y el sol le acaricia dulcemente el costado


Una mujer sin sombrero de fieltro
se pierde en las calles de un tango
quisiera ser tantas cosas hermosas
saber a qué sabe el sabor de su boca
pero sólo se encuentra gaviotas
pintadas a golpes de viento
en los mechones rebeldes del pelo



Una mujer con el tiempo guardado en un banco
dobla la tarde en forma de barco
y con un pie apoyado en el mástil de un sueño
parte de viaje siguiendo el instinto de un beso



La luna se esconde, los ladridos cesan
y el hombre que lleva la miel en los dedos
le siembra en la espalda un corazón con olor a fresa


La marea abierta por ellos
inunda de oro la playa tumbada al bies de un panal


© Moony

1 comentario:

moderato_Dos_josef dijo...

Te superas... no cabe duda. cada día me cuesta más encontrarte entre nubes de blogs, pero aquí estás Moony, una de las grandes de la poesía de la web.
besos.