16.6.10

Nunca

El que no ha sufrido no sabe nada;
no conoce ni el bien ni el mal;
ni conoce a los hombres ni se conoce a sí mismo.
Fenelón


Hemos llegado, amor, hemos llegado
a pesar de los inciertos y las dudas
de los caminos de barro y las mañanas oscuras

Ahora, juntos, nos comemos a bocados los pesares
peleamos por lo que creemos que es justo
y dormimos abrazados cada noche

Tú extiendes las manos
y, yo, salto feliz sobre tus pasos
porque sé que jamás
jamás
jamás
estaré sola
Ni lo estarás tú

Mira... hay burbujas de jabón...


© Moony

2 comentarios:

Antonio Alfonso Alonso dijo...

El amor es amorfo y eso es lo que lo hace GRANDE!

Giliath dijo...

muy lindo y divertido...
me encanta, tan humano y real como el amor mismo... bellas letras!!

saludos... muaks! =)