31.8.18

Dragón







Un dragón de ojos azules
se comió mi corazón
con su enorme boca de fuego
y sin mirarme a la cara

Volví a fumar
total mi corazón no latía
y mis pulmones eran de pega

Me ha crecido una cresta en la cabeza
igual me estoy convirtiendo en dragón
al no tener corazón

No odio al dragón
aunque con su fuego
quemara todos mis sueños

Me creí princesa 
de un cuento que sólo escribía yo
pero había una página
que nunca vi
hasta que ardió en mi alma


Pobre dragón...
se ha quedado solo
aunque no se ha dado cuenta

No hay comentarios: