20.8.14

Mañana es 21 de Agosto y la Luna se acuna


TO SEE THE WORLD, THINGS DANGEROUS TO COME TO, TO SEE BEHIND WALLS, TO DRAW CLOSER, TO FIND EACH OTHER AND TO FEEL. 

THAT IS THE PURPOSE OF LIFE. 


VER MUNDO, AFRONTAR PELIGROS, TRASPASAR MUROS, ACERCARSE A LOS DEMAS, ENCONTRARSE Y SENTIR. 

 ESE ES EL PROPOSITO DE LA VIDA.


Canta
no te lo pienses
vive

Déjate llevaralguna vez  por tus impulsos
no son malos
son tiempo nuevo

Absorbe el aire de los sueños
que te acosan a veces
mientras miras el mar

Y cuando te cante el Sol
escucha mi voz entre la suya

Sólo tienes que saber que te amo
y que te aman muchos otros

Eso es lo único que cuenta

Todo es ESPACIO....


 © Moony

12.8.14

Mañana es 13 de Agosto



Una vez más has estado conmigo. Estás
Una vez me has cuidado. Me cuidas
Una vez más eres presente
tendiéndome la mano en la oscuridad
tirando de mí para que me de la luz de las Estrellas

Ahora tenemos a alguien más cuidándonos.

Te quiero mucho...
y cada día te quiero más.


© Moony

20.7.14

21 de Julio del año 2014




Como decía la canción ¿recuerdas?
llegaste a mí como una luz
como una primavera nueva
como un mes de abril

Y, sí, así fue como llegaste

Dos anillos de hierba sellaron el momento

Y las emociones lo llenaron todo
se fueron los miedos guardados
y su hueco en el alma
lo llenaron sueños nuevos

Crei ser otra mujer, una capaz de ser amada
Y lo sigo creyendo después de nueve años
Nueve maravillosos años

Tu cintura se hizo nido
tu bolsillo, calidez de mañanas
tus manos, presencia
y tus ojos… tus ojos se hicieron mis estrellas

Si temía, tú me acariciabas
Si cantaba, tú me escuchabas
Y te siento tan dentro que soy feliz

El amor de verdad nunca se acaba
por eso sigo y seguiré amándote
en cada uno de mis pasos
en cada gaviota nueva
y en cada amanecer mi pensamiento
será sólo para ti, por ti y en ti

Llevo grabado tu nombre en el corazón


Y ¿sabes? siempre veremos las mismas lunas

© Moony

13.7.14

13 de Julio: años de sol


Dos gardenias para calmar el ansia
que lleva mi boca recogida

La del sabor de tu piel en las esquinas

La del olor de tu cuerpo en las mañanas

Cantan las gardenias encogidas
por saberse hacedoras de miradas
como lo hace tu espalda en las acequias
en el riego diario de las fresas

Piensan las gardenias que son pocas
como pocas son las pecas de tu cuello
y hacedoras de sueños se hacen rosas
como rosas son los bordes de tus besos

Dos gardenias con noches escogidas
de lunas llenas, amarillas y completas
como será la noche de estas letras

Luna plena para tus ojos claros
Luna entera de susurros enamorados

Los míos, brillantes, en un trece desde hace nueve años



© Moony

9.7.14

FELIZ CUMPLEAÑOS


Con una "a" que sólo yo entiendo...

 y una "M" que sólo entiendo yo

jjajajajajajaja

Y, hoy, mágico día, que tengo que agradecer al universo






© Moony

20.6.14

Mañana llega el Verano

Solsticio deriva de las palabras del idioma latín sol (sol) y sistere (permanecer quieto). Es el solsticio boreal en el Hemisferio norte y el solsticio austral en el hemisferio sur. Dependiendo del cambio del calendario, el solsticio de verano se produce en un tiempo de entre el 20 y 23 de diciembre de cada año en el hemisferio sur y entre el 20 de junio y 22 de junio en el hemisferio norte. .
Cuando en un polo geográfico, el sol alcanza su mayor altitud, momento del solsticio, puede ser mediodía solo en la longitud que mira al sur desde el polo. Para otras longitudes, no es mediodía. Mediodía no ha llegado o ya pasó. De aquí que la noción de solsticio es útil. El término coloquialmente más usado es pleno verano para referirse a cuando ocurre el solsticio. El día del solsticio de verano tiene el mayor período de luz del día - excepto en las regiones polares, donde la luz del día es continua, desde unos pocos días a seis meses en torno al solsticio de verano.`.

Es, pues, mañana, un día extraño.
Tiene una vertiente mágica que es la de ser el día más largo del año,
otra vertiente maravillosa que sólo interesa a dos
y un lado que invoca a la nostalgia, ya que a partir de él
los días se irán haciendo más cortos.
Pero, no importa.
Sean largos o cortos
si los vivo contigo
son los más hermosos


Bailan las caracolas
entre primavera y verano
danzan en honor del Sol
y del tiempo manso

Tiempo de cerezas y de moras verdes
aromas a rosas y jazmines nuevos

Romero y hierba buena
enjaezando miradas

Quererte es lo mejor de mi vida

© Moony

12.6.14

Mañana es día 13


Yo sabía que no era una tontería
colgar cristales junto a las ventanas.
Que, alguna vez, hablarían





Y que los colores serían testigos
de las noches a dos

También supe
que el color rosa en las flores
emitía rayos de amor
que no se apagaban nunca.
Ni con las tormentas de primavera


Y que, el carmesí,
es el color de los sueños.
Esos que no me abandonan
porque no quiero.


Y tú que eres mago de flores,
de noches y de amaneceres,
sabes que la tierra rima
con cada explosión de vida
y hace versos con latidos
y poemas con caricias.

Por eso me levanto cada día

Porque te siento caminar en mi mirada
y cantar en mis palabras

Y te amo...


© Moony

20.5.14

Mañana es 21



Este mes de Mayo
cantan las estrellas de mar
y en los vidrios de viejas botellas
que decidieron nadar
se reflejan los rayos de tiempo

Opérculos de días a la vez
esqueletos de erizos que no pinchan
te busco y te encuentro
en la arena de cualquier tarde

Y en la mañana me vuelas los cielos
 y en forma de brisa
me dejas besos
que guardo en un pañuelo por pagar

Este mes de Mayo
¿sabes?
te amo
y por eso hay veces que brillo
cuando en tu cintura duermo...


© Moony

12.5.14

Mañana será 13 de Mayo...


 A veces nos creemos superiores
importantes, únicos y perfectos

Olvidamos que nuestra libertad
acostumbra a basarse en la cárcel de otros

 Y que no hay nada más bello
que ver seres inocentes
cubiertos de pelo
durmiendo a nuestro lado

Sentir el agua en la cara
y cantar por las mañanas

Pero, hay personas
como tú
que sienten la mano del otro en la suya
sea quien sea ese otro
tenga orejas en punta
 o sus uñas sean negras


Hay gente 
como lo eres tú
que entiende la verdad de las miradas
el calor de una naríz amada
  el dolor de los silencios obligados

Existen seres
como tú
que se pierden entre patas
que escuchan los gritos de la tierra
y saben lo que es en serio
esto que llamamos vida

Por eso, también te amo   

  

© Moony

21.4.14

21 de Abril


¿Viste? 
se puso a saltar la primavera
para regalarte un pensamiento en colores


Y se fundieron los días
con las manos suaves
de un beso escondido entre flores


Terciopelo vivo
que te mira embelesado
y te ama en rosa fuerte


Se pintó la cara con rayas mágicas
venas de alas
corazón de tigre en rama

Hoy es 21 y te amamos
ellas y yo

© Moony

18.4.14

Ya llegó el ciclón a Macondo


José Arcadio Buendía y Úrsula Iguarán son un matrimonio de primos que se casaron llenos de presagios y temores por su parentesco y el mito existente en la región de que su descendencia podía tener cola de cerdo. 

En una pelea de gallos en la que resultó muerto el animal de Prudencio Aguilar, éste, enardecido por la derrota, le gritó a José Arcadio Buendía, dueño del vencedor: "A ver si ese gallo le hace el favor a tu mujer", ya que la gente del pueblo sospechaba que José Arcadio y Úrsula no habían tenido relaciones en un año de matrimonio (por el miedo de Úrsula de que la descendencia naciera con cola de cerdo). 

 Así fue como José Arcadio Buendía reta en duelo a Prudencio, en el que, José Arcadio lo mata al atravesarle la garganta con una lanza. Sin embargo, su fantasma lo atormenta apareciéndose repetidas veces en su casa lavándose la herida mortal con un tapón de esparto. 

Así es como José Arcadio Buendía y Úrsula Iguarán deciden irse a la sierra. En medio del camino José Arcadio Buendía tiene un sueño en que se le aparecen construcciones con paredes de espejo y, preguntando su nombre, le responden "Macondo". Así, despierto del sueño, decide detener la caravana, hacer un claro en la selva y habitar ahí. 

El pueblo es fundado por diversas familias conducidas por José Arcadio Buendía y Úrsula Iguarán, quienes tuvieron tres hijos: José Arcadio, Aureliano y Amaranta. 

José Arcadio Buendía, el fundador, es la persona que lidera e investiga con las novedades que traen los gitanos al pueblo (teniendo una amistad especial con Melquíades, quien muere en variadas ocasiones), y termina su vida atado al castaño hasta donde llega el fantasma de su antiguo enemigo Prudencio Aguilar, con el que dialoga. 

 Úrsula es la matriarca de la familia, quien vive durante más de cien años cuidando de la familia y del hogar. 
El pueblo poco a poco va creciendo y con este crecimiento llegan habitantes del otro lado de la ciénaga. Con ellos se incrementa la actividad comercial y la construcción en Macondo.

 Inexplicablemente llega Rebeca, a quienes los Buendía adoptan como hija. Por desgracia, llegan también con ella la peste del insomnio y la peste del olvido causada por el insomnio. La pérdida de la memoria obliga a sus habitantes a crear un método para recordar las cosas y José Arcadio Buendia comienza a etiquetar todos los objetos para recordar sus nombres; no obstante, este método empieza a fallar cuando las personas también olvidan leer.

 Un día, regresa Melquíades de la muerte con una bebida para restablecer la memoria que surte efecto inmediatamente, y en agradecimiento es invitado a quedarse a vivir en la casa. En esos momentos escribe unos pergaminos que sólo podrían ser descifrados cien años después. 

Cuando estalla la guerra civil, la población toma parte activa en el conflicto al enviar un ejército de resistencia dirigido por el coronel Aureliano Buendía (segundo hijo de José Arcadio Buendía), a luchar contra el régimen conservador. En el pueblo, mientras tanto, Arcadio (nieto del fundador e hijo de Pilar Ternera y José Arcadio, el primer hijo de José Arcadio Buendía) es designado por su tío jefe civil y militar, y se transforma en un brutal dictador, quien es fusilado cuando el conservadurismo retoma el poder. La guerra continúa y el coronel Aureliano se salva de morir en varias oportunidades, hasta que, fatigado de luchar sin sentido, arregla un tratado de paz que durará hasta el fin de la novela. 

Después de que el tratado se firma, Aureliano se dispara en el pecho, pero sobrevive. Posteriormente, el coronel regresa a la casa, se aleja de la política y se dedica a fabricar pescaditos de oro encerrado en su taller, de donde sale solamente para venderlos. Aureliano Triste, uno de los diecisiete hijos del coronel Aureliano Buendía, instala una fábrica de hielo en Macondo, deja a su hermano Aureliano Centeno al frente del negocio y se marcha del pueblo con la idea de traer el tren. 

Regresa al cabo de poco tiempo, cumpliendo con su misión, la cual genera un gran desarrollo, ya que con el tren, llegan también el telégrafo, el gramófono y el cine. Entonces el pueblo se convierte en un centro de actividad en la región, atrayendo a miles de personas de diversos lugares. Algunos extranjeros recién llegados empiezan una plantación de banano cerca de Macondo. El pueblo prospera hasta el surgimiento de una huelga en la plantación bananera; para acabar con ella, se hace presente el ejército nacional y los trabajadores que protestan son asesinados y arrojados al mar. 

Después de la masacre de los trabajadores del banano, el pueblo es asediado por las lluvias que se prolongan por cuatro años, once meses y dos días. Úrsula dice que espera el final de las lluvias para finalmente morir. 

Nace Aureliano Babilonia, el último miembro de la línea Buendía (inicialmente referido como Aureliano Buendía, hasta que más adelante descubre por los pergaminos de Melquíades que su apellido paterno es Babilonia). Cuando las lluvias terminan, Úrsula muere y Macondo queda desolado. La familia se ve reducida y en Macondo ya no se acuerdan de los Buendía; Aureliano se dedica a descifrar los pergaminos de Melquíades en el laboratorio, hasta que regresa de Bruselas su tía Amaranta Úrsula, con quien tiene un romance. 

De este, Amaranta Úrsula queda embarazada y tiene un niño que al nacer se descubre con cola de cerdo; ella muere desangrada después del parto. Aureliano Babilonia, desesperado, sale al pueblo llamando de puerta en puerta, pero Macondo ahora es un pueblo abandonado y solo encuentra a un cantinero que le ofrece aguardiente, quedándose dormido. Al despertar se acuerda del niño recién nacido y corre a buscarlo, pero a su llegada encuentra que se lo están comiendo las hormigas.

 Aureliano recuerda que esto estaba predicho en los pergaminos de Melquíades. Con vientos huracanados asediando Macondo y el lugar en el que estaba presente, termina de descifrar la historia de los Buendía que ya estaba allí escrita con anticipación, encontrando que al terminar de leerlos, finalizaría su propia historia y con él, la historia de Macondo, el cual sería arrasado por el viento y borrado de cualquier memoria humana... "porque las estirpes condenadas a cien años de soledad no tienen una segunda oportunidad sobre la 
tierra".




Con admiración a Gabriel García Marquez, alcalde de Macondo, que me hizo Amaranta hace ya muchos años

© Moony