2.11.08

El vacío

Un fogonazo en el alma
un crujido entre las sombras
el chirrido de unas palabras
la imagen que ves detrás de ti
en el espejo que refleja el vacío
Es entonces cuando sabes
lo que pasará mañana
En principio te peleas
luchas contra lo que no quieres saber
y haces como que no pasa nada
Pero, está ahí…

Y te rindes

No queda más que esperar


3 comentarios:

Mencía dijo...

Hola guapa!

Como fogonazo el vacío se percibe en instantes (te deseo que, como tal, así dure la sensacion ... solo un instante).

Los crujidos, chirridos a veces nos despiertan a algo que no veíamos pero si pesan sin recompensa alguna sólo te deseo que duren lo que ese fogonozo efímero.

En principio te peleas y luchas, luego te rindes ... para retomar la lucha ...

Besos linda

Moony dijo...

Tú no te preocupes, Mencía, que este poema no se debe a un estado de ánimo.
Pinté un cuadro hace tiempo, cuando la vida era otra. Lo encontré hoy y sólo le pegaban palabras grises.

Pero, yo, estoy muy feliz :D

Besos, preciosa.

Dédalus dijo...

Para evitar la volatilidad de los comentarios, una receta:

juanan.urkijo@gmail.com