3.12.08

Ven...

Ven...

Es hora de encender las velas
esas rojas que huelen a ti
de que el silencio sea el rey
para amortiguar los susurros de la seda
que se empeña en crujir en el abrazo
Es hora de acariciarte hasta la sombra
de refugiarte en las esquinas de mi piel
mientras me haces sonar en fa
y tañes las fibras de un te quiero
que nos brota a la vez de algún lugar
Es hora de besarte dulcemente
de anudarte la lengua a mi saliva
de seguir el mapa que me marcas
poro a cima, cima a meseta
y de enredarte a mi sin solución

Es hora de amarnos
ven...


5 comentarios:

mery dijo...

hermosas palabras, gracias por tu comentario en mi blog, un beso!

Lucía dijo...

Bueno, no viene ya está ahí!!
Con semejante llamada...:D
Dulcemente...tú siempre.
Inmenso mi beso, querida sensibilidad, muy inmenso.

PD: Checu es un día gris para él,
¿le dejas un cariño?

Mencía dijo...

Si tu me dices ven .... niña ... con esas palabrinas ... diosín diosín :D
mira que voy eh?
jejejejejejejeje.

Besoslinda.

SHE dijo...

wooowwww que ambiente tan ìntimo ,embriagador y exitante!
una càtedra de como un hombre no te dice que no :)

Gracias profe!

Angelusa dijo...

Y yo me pregunto porqué a mi no me da resultado esa llamada cuando la hago...
Qué injusto es el mundo conmigo, señó, señó.