7.8.09

Astraea rugosa




- Y dentro es dorada
- sí... tienen un tesoro que esconden a la vista
- Y si coges una y la tocas por dentro, tiene melodía
- ¿si?
- Puedes hacerla hablar...
- ¿qué dice?
-Sabías tú? que...
todo era latido
como una máquina
quedó el reloj
siguiendo el segundo
- Jo... marca el tiempo que no percibimos...
- Nos da la noción del tiempo que no se cuenta. Las milésimas perdidas

Y la escuché cantar

Y su opérculo flota a la deriva anclando en orillas dulces


© Moony

6 comentarios:

€_r_i_K dijo...

Y lo peor no poder recuperar ni una sola milésima perdida...

Debemos escuchar más los latidos...

Besos Enormes...

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Un cantar mágico!!
Un besito

Tanhäuser dijo...

Magistral, Moony. Sorprendente como siempre.
Besos.

azul dijo...

Que preciosidad!!

Paco Alonso dijo...

Ingeniosa!
No necesitas verso ni prosa
haces relucir cualquier cosa
a la sencilla, haces hermosa
sí, como la rosa ya lo es
hablaras de su perfume
una y otra vez
hasta que aplaudamos

pla, pla, pla..felicidades!
cálido abrazo

De cenizas dijo...

La naturaleza tiene lecciones que hay que saber escuchar...


besos