9.10.10

Tempo

La campana para de sonar. El eco de las flores perfuma la noche.
Basho



Trato de pintar y no puedo
se me escapa la mirada
a su perfil, tan amado

Enfrascado en su tarea
siente mis ojos, claro
y levanta los suyos de cielo
con un beso entre los labios

Los chicos están leyendo
Los niños, dibujan soles
Su madre, escribe serena
La mía, teje una rebeca

El abuelo termina un crucigrama
Las abuelas, perfilan un patrón
Su padre se mece en la tarde
Los perros dormitan felices
Los gatos reposan la merienda

Un único sonido, pájaros que trinan
La luna es una línea de oro cortada en el gris

Cierro las cortinas de la noche
mientras me acaricia su voz

Es tempo de amor infinito…



© Moony


2 comentarios:

Franki dijo...

Entrañable y bello poema, me gusta. Hacía días que no pasaba por aquí, mis vacaciones de momento se han terminado, pero compensa el poder visitarte.
Un beso

Blanka dijo...

Muy bonito y entrañable como ha dicho Franki.
Un besito