11.9.18

UN PEQUEÑO ATAQUE

El próximo será un trece
que no sonará a campanillas
ni olerá a fresas recién cogidas
por eso prefiero escribir
en un día diferente

Cielo azul y ventanas cerradas
para qué salir
si aquí estoy conmigo misma
y nadie me hace daño

Fumar me tranquiliza
mientras miro el más allá
que está ahí fuera
al alcance de mi mano

Se han callado las gaviotas
y no hay gorriones en el alféizar
premonición de vida absurda

Me salvan mis perros
y un pájaro loco
que no sabe que es viejo

Dentro de poco me iré
a un lugar diferente
quizá me sirva de revulsivo
para los días que pasan
sin ningún sentido

Por fuera no estaré sola
por dentro...quien sabe…

Habrá que esperar



A las personas se las conoce
por el silencio que guardan
H.G.Wells



1 comentario:

RECOMENZAR dijo...

me deleitan tus palabras