11.8.10

Entre caracoles


Recogí de mi pelo la cosecha
y de entre tus caricias el grano
para moler los besos
en harina de labios


Y recubrirnos la piel
Y recubrirnos…

Cantó el gallo de la cresta rota
con voz de aguamanil
avisándonos que el día se asomaba

por el crucero que enfila los abrazos


Y de entre la mies
de una caricia acompasada

sacamos el velo de una perla
para escondernos
en ella

Y recubrirnos la piel
Y recubrirnos…


Con cáscara de dos indistinguibles
por la que no entran las miradas


Y amaneció otra vez...



© Moony

Seu corpo es minha poesía
María Bethania

2 comentarios:

Franki dijo...

Sensaciones inolvidables cuando lo habitual no forma parte del entorno que a su vez nos arropa con su inquieta complicidad.
Un beso

Trini dijo...

Tu poesía es un continuo amanecer del amor.

Besos