16.4.11

Nuestros sueños


Se levantaron un día
más de mil ejércitos romanos
para cerrar una puerta
al viento, al cielo y al mar

Una puerta hecha de hierro
del que se cuela en las manos
y se forja en esas lágrimas
que son de llantos a dentro

Pero llegó un hombre sabio
vestido con un planeta
un hombre sin llaves ni fechas
tan sólo con un poema

El pelo largo y quemado
por la sal, el sol y el agua
la sonrisa entreverada
de un brizna de romero
y los ojos entregados
a la belleza sin tiempo

Y sopló... chispas de te amo
que rompieron los barrotes
de la jaula sin sentido
mientras decía en silencio
jamás nadie podrá cerrarte
los sueños que compartimos


© Moony


2 comentarios:

Ligia dijo...

Compartir sueños debe ser precioso... Abrazos

Montxu dijo...

Uno de los mejores poemas que te he leído, un placer.

Beso