17.4.11

California

No sabía si era real el hotel California
Ni sabía cómo era el roce de un águila



Ignoraba
el tacto de los pies
sobre la lava
o el calor
que me podía dar la luna

Ignoraba demasiadas cosas, casi todas

Algunas flotaban
otras se metían por los poros

Y anidaban

Las menos se clavaban
en las palmas de las manos
dejándolas dulces y rojas

Pero, sabía una
sólo una


Que, entre los lirios
bailarías conmigo

Y bailaste...


© Moony

2 comentarios:

Franki dijo...

Me alegra pensar que en algún lugar existe el amor, la esperanza y un deseo cumplido.
Entre en cajas de caricias y comprendo muy bien lo que cuentas. Espero que vuestra ayuda haya servido para algo.
Un beso

alkerme dijo...

Buen sitio para bailar... rodeados de lirios...

Un beso grande.