13.6.17

13 de Junio 2017


Quieto
no te muevas
que mi cadera está anclada a la tuya

No abras los ojos
que los míos se han perdido
mirando tus pestañas

Tus manos y mis manos
tus pies y los míos
juntos
pegados
hechos  uno

En el hueco de tu ombligo
tengo escondido un secreto
y en un pliegue de tu piel
guardo un sueño

Porque eres para mí
el mapa del mejor tesoro
que algún día encontraré

Te quiero...







© Moony

2 comentarios:

Péter dijo...

Mi Dios, criatura, me inclino reverente ante la majestuosidad de tus letras, la magia, hechizo, y enigma de tu pluma, en invitante y oferente entrega, me hace sentir celos de ese ser anónimo, destinatario del calor, ternura, y pasión, que tu viertes en tu escrito.
No frecuento este lugar, en una noche de las tantas delirantes mías, me tope con tu escrito, no pude sustraerme al placer y encanto de arrimar a ti, mi agradecimiento por la emoción y dicha que tu obra produjo en mi.
Te dejo un cariño amiga, bendigo tu Arte.
Péter.

Francesc Bajet dijo...

Tu sensibilidad sigue enamorándome a pesar del tiempo, y mi recuerdo sobre ti perdura a pesar de mi tránsito a traves de la obscuridad